in , , , ,

‘Inner Chains’: el terror más bello del momento

Inner Chains

La plataforma Kickstarter últimamente no hace más que darnos buenas noticias a los fans de los videojuegos de terror. A exitosos proyectos como NightCry, Visage o incluso We Happy Few se une ahora Inner Chains, el proyecto ofrecido por la desarrolladora Telepaths Tree que presenta grandes reminiscencias a juegos de la talla de Dishonored, Dark Souls o incluso Doom. Sin duda una propuesta que hará las delicias de muchos.

 

Inner Chains nos lleva a un futuro distópico y terrible, en el que la naturaleza y la tecnología humana se han desarrollado por igual, creándose una extraña simbiosis entre ambas que ha llegado incluso a dar lugar a seres biomecánicos. En este nuevo universo duro y hostil, los seres humanos deben usar todos los recursos a su alcance para sobrevivir día a día.

En este contexto conoceremos al protagonista, cuya única meta será llegar a un lugar utópico llamado La Última Esperanza (Last Hope) para conseguir dejar atrás el planeta moribundo en el que habita. Sin embargo para ello deberá hacerle frente a los peligros amenazantes de la fauna y flora que le rodean, aprendiendo a usar todo lo que pueda serle útil para defenderse. En su viaje, el jugador aprenderá a desenvolverse en ese amenazante mundo, descubriendo los secretos que esconde y sobre todo aquellos que oculta la Casta Gobernante (Ruling Caste), el grupo supremacista que rige ese terrible planeta.

El juego ha sobrepasado ya con creces la inversión necesaria para desarrollarse, a pesar de aún disponer de un plazo bastante amplio. Poco más se sabe del mismo, pero las increíbles imágenes son suficientes para dejarnos con ganas de seguirlo muy de cerca. Y si no juzgad por vosotros mismos.

Written by Palomeski

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Daredevil

Crítica: ‘Daredevil’ (Segunda temporada)

Lovecraft

Lovecraft reúne a Ron Perlman y Christopher Plummer