Menu

Cine de Terror y Fantástico

in , , , ,

Crítica de The Medium (2021, Banjong Pisanthanakun)

The Medium

The Medium narra cómo unos documentalistas se encuentran grabando un reportaje sobre el chamanismo en un poblado de Tailandia. Conforme avanzan en su investigación, acaban por centrarse en una chamán, sus vivencias diarias y su familia… Pero en un horrible giro de los acontecimientos, todos lo involucrados deberán enfrentarse a terribles fuerzas que amenazan no solo sus vidas… También sus almas.

Los fans del cine de terror conocen sobradamente bien el material que nos viene de los países asiáticos. Desde su boom con el j-horror (Cure, The Ring, Llamada Perdida), las locuras de los nuevos directores chinos como Takeshi Miike y la CAT-III (Los Hombres Detrás del Sol, Ebola Syndrome) y el revival de algunas obras más clásicas que hoy son estandartes de culto (La Reina de la Magia Negra o las producciones de terror de los Shaw Brothers), los más allegados al género no hemos dejado de recibir carnaza para satisfacer nuestras ansias de nuevo material de horror, diferente al que podrían ofrecernos nuestros hermanos occidentales (que no necesariamente mejor en todos los casos) y casi siempre de la mano de nuestros ojitos derechos como son Sitges y distribuidoras como Selecta Vision y Manga Films. Con Park Chan-wook añadimos a un nuevo jugador en el tablero: el cine surcoreano. Más tarde, llegarían el resto de figuras que conforman el panorama actual del cine oriental: el cine tailandés (Shutter) y, sobre todo, el cine indonesio. La película que hoy nos ocupa es una extraña mezcla de cine de firma surcoreana pero acabado tailandés con todas las excentricidades que uno podría esperar en una película de estas caracterices.

The Medium es víctima de su propia campaña publicitaria: vender una obra como “la película de terror que hay que ver con las luces del cine encendidas” es invitar a que a toda una horda de sabios defensores del noble arte del horror le salten chiribitas y defenestren toda intención de sus realizadores en apenas 240 caracteres. Por ello, no se dejen llevar por claims hiperbólicos y vean la película de forma parcial, sin contar con la opinión de estos sabios del horror.

Los nombres que se encuentran detrás de esta producción son superlativos: producida y co-escrita por Na Hong-jin, el señor que tantas alegrías nos ha dado con baños de sangre como The Chaser, The Yellow Sea y El Extraño; dirigida por Banjong Pisanthanakun, de la aclamada y terrorífica Shutter. Es curioso que The Medium guarde tantos puntos en común con El Extraño, pudiendo convivir perfectamente en el mismo universo maldito: ambas son obras que cuentan con un acercamiento al folklore local de un país oriental, sobre chamanismo y posesiones. Otro punto común es su tensión cocida a fuego lento, pues The Medium se toma su tiempo en presentar a la chamán protagonista, cosa que quizá juegue en contra de la propias intenciones de la película y saque a más de uno de su trama debido al ritmo pausado. También es discutible el formato: The Medium está realizada como un falso documental, cuyo tratamiento podríamos asemejarlo a obras como Occult de Kôji Shiraishi y, sobre todo, a Noroi de Kôji Shiraishi, con la que también guarda muchos puntos en común. Sin embargo, tanto su larga duración como su ritmo irregular ocasiona altibajos (la posesión principal es un tanto confusa) que descentran los puntos fuertes de la trama como son su atmosfera, ciertos detalles grotescos que rozan lo escatológico y momentos realmente perturbadores (esas grabaciones con cámara nocturna en la casa).

Su última media hora es harina de otro costal: dejamos de lado la atmosférica y la lentitud para pasar a un festival de posesiones, zombificaciones, magia negra y toques de gore al estilo Joko Anwar (Los Hijos de Satán, Impetigore) y Timo Tjahjanto (las dos entregas de Que el Diablo Te Lleve). Un desmadre que acaba culminando en toda una celebración de la maldad y la locura que no hace sino acentuar lo desigual del conjunto que, no en vano, si se presenta como una propuesta con momentos estimulantes y detalles que sacan lo mejor de la dupla Na Hong-jinBanjong Pisanthanakun.

Written by Hobs Lane

Leave a Reply

Salir de la versión móvil