El universo de los Warren: crónica de un éxito

Desde que en 2013 el director James Wan estrenara la maravillosa Expediente WarrenWarner no ha perdido el tiempo a la hora de aprovechar el éxito de la película. ¿Su estrategia? Desarrollar un universo formado por los casos investigados por Ed y Lorraine Warren. El estreno de Expediente Warren: El Caso Enfield marca un nuevo punto de inflexión que dará lugar a dos nuevos spin-offs y una más que probable tercera entrega, pero antes de que todo esto llegue repasemos los números que han transformado al universo creado por Wan en una de las franquicias más rentables de la historia del cine de terror contemporáneo.

Expediente Warren se estrenó en Estados Unidos en plena época veraniega, enfrentándose en su primer fin de semana a blockbusters de la talla de Turbo, R.I.P.D. o Red 2. Sin embargo, en su primer fin de semana de estreno, la cinta logró convertirse en todo un éxito de crítica y pública recaudando la friolera de 41,8 millones de dólares frente a los 24,9 de Gru: Mi Villano Favorito 2 (que encaraba su tercera semana en cartel) o los 21,3 de la cinta de animación Turbo. Por establecer una comparación, la recaudación de Expediente Warren dobló la de otros éxitos del género de los últimos años, como Ouija (19,8 millones) o la primera Insidious (13,27 millones, también de Wan).

Una vez terminada su carrera comercial en cines, Expediente Warren amasó un total de 318 millones frente a los escasos 20 de su presupuesto. La cinta se convirtió en todo un éxito en el mercado internacional, logrando más de la mitad de su recaudación (58,6%) fuera del territorio estadounidense. La película de Wan logró colarse en todos los rankings de recaudación relacionados con el género, codeándose entre otros con clásicos de la talla de El Proyecto de la Buja de Blair (que, recordemos, recaudó un total de 104,5 millones de dólares), Lo que la Verdad Esconde (155,4 millones) o Paranormal Activity (107,9 millones). Estas cifras la convirtieron en la cinta de terror con una mayor recaudación en 2013 y en la película de terror original más taquillera estrenada en USA con una calificación R.

Con estos datos, una segunda parte estaba más que garantizada. Mientras Wan se lo pensaba (anunció por activa y por pasiva que Insidious 2 sería su última película de terror), Warner no quiso desaprovechar la oportunidad de seguir exprimiendo a la gallina de los huevos de oro con Annabelle, un spin-off de la cinta de Wan centrado en la siniestra muñeca que ya vimos en la cinta original. La película dirigida por John R. Leonetti no logró convencer a la crítica, pero el público enloqueció con la idea de seguir explorando el universo de los Warren y la cinta recaudó nada más y nada menos que 37,1 millones en su primer fin de semana, logrando un más que digno segundo puesto en taquilla únicamente por detrás del thriller Perdida (Gone Girl), que recaudó 37,5. Como Expediente WarrenAnnabelle se convirtió en todo un éxito en el mercado internacional: el 67,2% de sus 256,8 millones finales vinieron de territorio extranjero. La cinta, que arrancó con un ridículo presupuesto de 6,5 millones, supuso el empuje definitivo que Warner necesitaba para lanzarse por completo al desarrollo de un universo centrado en los casos de los Warren y la secuela del spin-off no tardó en confirmarse.

Con estos antecedentes llegamos al estreno de Expediente Warren: El Caso Enfield, la despedida temporal de Wan del cine de terror, que de momento ya ha logrado recaudar en USA más de 40,4 millones en su primer fin de semana a pesar de enfrentarse a dos mastodontes de la talla de Ahora me Ves 2 y Warcraft, que han recaudado aproximadamente la mitad que la cinta de Wan. En el mercado internacional, la saga continúa arrasando y en su primera semana ya ha recaudado un total de 51,5 millones a pesar de no haberse estrenado en un buen puñado de países. En esta ocasión, el presupuesto de la cinta se ha disparado hasta los 40 millones pero a pesar de ello la rentabilidad comercial demostrada por la saga ha llevado a Warner a anunciar un nuevo spin-off titulado The Nun (La Monja) que se centrará en uno de los personajes protagonistas de esta secuela.

Observado estos datos, y siendo más que probable que una tercera entrega se llegue a materializar, los casos de los Warren se han convertido en el nuevo universo/franquicia para Warner (a la espera de ver cómo avanza su alianza con DC Comics). Hasta la fecha, con sus tres primeras películas, la saga ya ha recaudado un total de 271 millones y este parece ser solo el comienzo para una de las sagas más exitosas de la historia del cine de terror reciente (con el permiso de otras como Paranormal Activity, Saw o Insidious).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba