http://www.terroracto.com/series-4-olvidar-5-descubrir/

Es indudable que 2016 ha sido un año escalofriante y no solo por los desastres que al final hemos tenido que tragarnos. Este año, el género de terror ha visto algunas de sus mejores cintas y ha recobrado la fuerza que tanto nos gusta pero esta vez reflejándose en la taquilla: Don’t Breathe superaba en taquilla a Suicide Squad con un numeraco tan grande como lo es 26 millones en Canadá y Estados Unidos en la primera semana. Pero es que este año nos ha dejado cintas como The Shallows, The Conjuring 2, Cloverfield Lane 10 y nos aguarda con otras como Rings, Blair Witch y 31 de Rob Zombie.

Pero lo mejor de toda esta situación no es solo que el panorama parezca abrirse para una etapa muy interesante para el género sino que … (redoble de tambores): ¡la televisión le está haciendo un hueco! Y ahora que vuelve septiembre y con septiembre, octubre y con octubre la rutina, para los que tenemos vacaciones en septiembre, es hora de elegir que vas a ver este año. Por esa razón, hoy os intento desintoxicar de los tres pilares televisivos para un amante del terror y lo fantástico. Porque ya es hora de que dejemos morir a los muertos, amigos…

Estas son las tres series que deberías dejar de ver de una vez, colega:

The Walking Dead (y Fear The Walking Dead)

Seamos sinceros, ¿cuándo fue la última vez que no tuviste que decirte a tí mismo que no puedes cambiar de canal porque esta serie necesitas acabarla? Deja de torturarte. Si bien The Walking Dead era una serie brillante en su momento, ahora no es más que un fantasma de lo que fue: sus grandes localizaciones y sus maravillosos zombies, su climática guerra política de la tercera temporada… La serie está ya más que Terminús (jaja, qué graciosa soy, jaja), así que sería un detalle que AMC dejara de invertir en algo que debería terminar de una maldita vez. Por favor, no te aferres más a las pocas cucharadas que te dan: ¿qué más dá que acaben de hablar de los inmunes? ¡Basta! ¡Desprogramadla! Si Maggie y Glenn tienen un hijo, probablemente sobreviva porque total, ¿acaso no terminan por reunirse siempre? ¿Que Negan mata a alguien? No te preocupes, no va a ser ningún actor principal. Si esto sigue así, le pediré que me mate a mí. Mentalízate: The Walking Dead lleva engañándote con capítulos vacíos y promesas vaporosas durante más de tres temporadas. ¿Os acordáis de cuando los capítulos de relleno venían de a uno por temporada? ¿De cuando no tenías que esforzarte para que hubiera una historia? Ya, yo tampoco. Si hasta sus personajes están desgastadísismos. Y me dije: ¡oh! Ahora va a salir un spin off, que quizá les dé más juego. Pues bien: es igual de insulso, hueco, vacío, aburrido; más de lo mismo pero con la representación que ignoran en la otra serie. ¡Oh, latinos, México! ¿Alguien puede explicarme por qué creen que el culto a los muertos que desarrollan tiene algún sentido? Deja de engañarte: esta gente se quedó sin historias que contar hace mucho y no hace más que repetir el mismo cuento de nunca acabar. Dejad que los muertos descansen en paz. Te mereces mucho más.

American Horror Story

Resultado de imagen de american horror story 6

¡Ay, fans del terror! ¿Qué no haríamos por intriga y un par de sustos bien planteados! Cuando el escritor de Glee afirmó estar preparando una serie de este calibre me eché las manos a la cabeza. Después llegó su increíble casting y su planteamiento de una muy buena primera temporada. ¿Y después? Después nada. Ryan Murphy y Brad Falchuk nos han entretenido de vez en cuando con ideas potentes y precoces, aunque jamás han llegado a comerse el plato entero. Una serie por historia. ¡Wow, interesante! Aún así. va siendo hora de que nos demos cuenta de que un imaginario no construye una historia, ¿no? Y un casting tampoco. Liberemos a Evan Peters de su esclavitud y dejemos que esta sexta temporada sea la última. Tomemos consciencia de clase. La primera temporada terminó sin resolver la mitad de las dudas, la segunda fue un sinsentido tras otro, la tercera temporada tuvo un capítulo interesante (sí, el de los muertos) y un montón de imaginario sin utilizar, a la cuarta ni me atreví a acercarme porque el rollo de los payasos no me lo trago (así que no voy a saber deciros si fue buena o no) y la quinta engloba más historias potentes que Murphy ha tenido que hilar sin mucha destreza en su trayectoria.  Vale, que sí; ¡que queda muy chachi eso de coger leyendas e historias de la breve y oscura historia americana! La casa embrujada, el hospital mental, las brujas de Salem, el circo ambulante y sus monstruos, el hotel sanguinario y ahora … ¿ahora qué? ¡OH, y vampiros, por supuesto! Y sexo y cosas oscuras. ¡Uhhhhhhh! ¡Qué macarra! Eso es el terror para este hombre: el morbo. Mira, ya han pensado la sexta pero esto no da para más. Se han encargado de echar sus perlitas sueltas sin tener en cuenta que deben mantener una historia a lo largo de la temporada y yo digo: basta. 

Supernatural

Resultado de imagen de supernatural

Qué demonios, 12 años. Parad. ¡PARAD! Dos hermanos en un coche y un mundo de historias sobrenaturales. El cuento era agradable cuando la serie iba sobre cazar monstruos: ¡algo como Buffy pero con más humor! Ahora ni tiene gracia ni tiene historia. Como The Walking Dead, Supernatural se dedica a darte la misma estructura de sucesos una y otra vez sin atreverse a deshacerse de sus personajes para mantener la audiencia que atraen. Lo único que mantiene a este personal en la cabeza de las series de “terror” y lo fantástico, es que Jensen Ackles y Jared Padalecki son ¿unos maduritos interesantillos? y que la gente sigue esperando por su condenado Destiel (CastielxDean, su nombre de ship). Verla solo incentiva ese condenado apocalipsis de su historia. Son ya diez años de condena de una serie que podría haber creado un bestiario y asentado nuevas historias de monstruos pero que decidió irle a besar el trasero a la biblia por comodidad. Ni siquiera tengo palabras para expresar lo terrible que es que esta serie siga siendo uno de los pilares de mucha gente. El hijo del diablo, los demonios y los angelitos en la tierra y una y otra vez y los dos hermanos Winchester salvan el día sacrificándose. Pero, ¿realmente se sacrifican o se los envía a la esquina un ratito? Bleh. Te lo suplico: si sigues viendo esta serie el año que viene, es probable que llore. Te mereces mucho más que una serie de chistes malos americansquis y un viaje interminable por la 66.

Pretty Little Liars

Pequeñas Mentirosas

¡Qué dolor, cuántas oportunidades perdidas! ¡La traición, la cuchillada! La que podría haber sido la perfecta serie de misterios y slasher terminó transformándose en una ramplona y mal dirigida historia de romances y traiciones adolescentes con un par de asesinatos anecdóticos. Y episodios especiales innecesarios. Y revelaciones estúpidas. Y giros incomprensibles e incoherentes. Pretty Little Liars hizo de su narrativa un desastre, un colador. Así que sí, es hora de que cierres pordede y borres a las cuentas oficiales de tu social media: no hagas caso a ningún anuncio más. Echarás de menos a tus pecadoras hijas pero al menos te desharás de la vergüenza y dejarás de ver episodios en tu pijama en tu habitación cuando no hay nadie en casa. Porque ya son cinco años de tortura y no aguanto ni uno más.

Lo sé. Duele pensarlo, ¿verdad? Ya son casi como nuestros hijos. Allí donde va Daryl, yo quiero acompañarlo porque quiero saber si al final consigue entender qué demonios es una familia; si Rick le revienta la cabeza a alguien por su hijo, espero que lo haga con destreza, si Evan Peters se pone una máscara e interpreta a un demonio alienígena que quiere llevarse al bebé de la familia blanca americana de granja, ¡oye!, yo me apunto. Que si Allison vuelve al pueblo después de haberse muerto pero estar viva pero fingir su muerte pero estar a punto de morir y ser odiada por sus mentiras pero perdonada por dos de sus cuatro amigas, quieres verlo; ¡lo sé! Pero es hora de que nos demos cuenta de que todas estas estúpidas ideas con un gran presupuesto detrás nos están alejando de nuestros mejores remedios para olvidarnos de esas historias que intentan reflotar.

Y por eso estas son mis cinco recomendaciones de la temporada (y para compensar el dolor, por supuesto, de la pérdida):

1.Ash vs Evil Dead

Ash vs Evil Dead

Este es tu mejor remedio para olvidar de una vez el estúpido y ramplón western con zombies de la AMC. Cuando Ash, que lleva más de 30 años ignorando cualquier tipo de responsabilidad se ve obligado a enfrentarse a una plaga de lo malvado, repitiendo así una historia de juventud, puede que este viejo sea el único salvador de la humanidad. Macarra, sangrienta y de supervivencia a pequeña y mayor escala, Ash vs Evil Dead cerraba su primera temporada por lo alto y se enfrenta en breves a su segunda. Acción y muertos. Acción. Lo sé. ¡Y los capítulos no son de relleno, prometido!

2.BrainDead

Resultado de imagen de braindead series

Si estás hasta las narices del clima político de este año y pretendes evadirte, esta es tu mejor manera de hacerlo. Te traigo el remedio perfecto para que olvides el western de la AMC. Una intriga política que explica porqué los aliens podrían hacer el cerebro de nuestros políticos (en este caso los americanos, pero todos sabemos que podría ocurrir en cualquier lugar) papilla y nosotros no nos daríamos cuenta. BrainDead transforma Scandal de Shonda Rhimes en una innovadora, divertida y macarra historia de cerebros que explotan en el congreso por culpa de unos bichillos extraterrestres.

3.Stranger Things

Resultado de imagen de stranger things nancy and jonathan monster hunting

Creo que te he dado suficientes motivos ya aquí. Pero esta es tu serie de familia y cazadores de monstruos. Si aún no has visto Stranger Things es por dos motivos: o estás hasta las narices de que te la recomienden o no has tenido conexión a Internet. El gran éxito de Netflix de este verano (que quizá le esté haciendo sombra a The Get Down), es, sin duda, para un fan del género como tú. Pero por si acaso aún no estás convencido: Stranger Things es una fascinante tesis del cine que dejamos atrás y su paso hacia la narrativa serial. A diferencia de nuestros tres pecados capitales (las tres condenadas series de arriba), es capaz de narrar una historia en ocho episodios (en formato miniserie) sin dejar nada fuera de lugar y construyendo un ambiente que se equipara con su trama. Medallita para los hermanos Duffer, sin duda. Esto sí que es Family Bussiness.

4.Scream Queens

Scream Queens

Porque hasta Ryan Murphy es consciente del desastre de American Horror Story pero sabe donde volver a pillarnos. Con la colaboración de Ian Brennan (escritor de Cooties, uno de los films de zombies más gamberros y simpáticos del pasado Sitges), los creadores de American Horror Story (Brad Falchuk y Ryan Murphy) se lanzan a la piscina con esta hilarante y macarra comedia de terror que aborda el slasher más sardónico. Se trata de la mezcla perfecta de los clichés de un hombre enamorado de sus actores recurrentes y su propia carrera: Emma Roberts (Scream 4) interpreta a Channel, la protagonista, y Lea Michelle (Glee) interpreta a una de sus aspirantes acólitas junto a Abbigail Breslin e, incluso, Ariana Grande. Lo contemporáneo y lo absurdo fomentan los chistes macarras de Scream Queens, que con su primera temporada rozaba y enterraba los clichés más estúpidos de la innombrable Pretty Litte Liars (que no he querido ni mencionar que deberíais dejar porque me daba hasta vergüenza admitir que sigo intentando enterarme a través de redes sociales y amigos qué ocurre) para elevar sus gamberradas. Su segunda temporada empieza este 20 de Septiembre así que tienes 20 días para ver si esta va a ser tu nueva serie o no.

5.Scream

Resultado de imagen de scream mtv

Todos echamos de menos a Craven y la MTV más. Si bien todavía no he visitado Dead of Summer, la apuesta de Adam Horowitz, sí puedo confirmar que el final de la segunda temporada de Scream MTV está a la altura de la saga de Craven y que, además, me ha dejado con ganas de más. Si Scream Queens no te parece lo suficientemente intrigante, aquí tienes tu dosis de misterio. La producción de MTV/Netflix ha conseguido una historia bien hilada, una tensión construida en una temporada y en cada capítulo y unos personajes adolescentes naturales y no postizos, que rompen sus propios clichés y son conscientes de a lo que se enfrentan en pleno siglo XXI. Esta pandilla de habitantes del pueblo de Lakewood podría enfrentarse a una preciosa tercera temporada (o un film para Halloween si mis deseos los escucha la providencia y se aborda de esa forma) y tu no lo sabrías. Te has abandonado, amigo. Esta nueva y fresca narrativa podría salvarte.

Y ahora confiesa, amigo, ¿cuál es tu guilty pleasure series? ¿Cuál es tu nueva apuesta?

¿Piensas jugar a la supervivencia con las cuatro primeras? ¿Qué opinas?

No dudes en comentar.

(Visited 475 times, 1 visits today)

4 Respuestas

  1. Kike

    Scream es malísima. Serie para adolescentes sin sustancia alguna. Aparte, el formato slasher en series no suele funcionar porque se alarga demasiado, lo que da lugar a muchas incongruencias en los comportamientos de los personajes.

    Responder
  2. PAULA

    Y sin embargo, a diferencia de las anteriores mantiene dos temporadas con argumento suficiente para cada capítulo. Dado que se trata de una serie dirigida a un público adolescente, diría que acierta no solo en su público sino que se atreve con la reinterpretación de las premisas del slasher en el formato televisivo y con bastantes méritos.

    Responder
  3. schumann

    Scream es una maravilla sobre todo su 1º Temporada, decir que la serie es mala demuestra que quien la ve no tiene ni idea de cine de terror.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies