Luna Maldita presenta a un fotógrafo de prensa, de misión en el Nepal, que sufre un ataque cuando un hombre lobo irrumpe en la tienda, mata a su compañera y lo deja marcado con el estigma del licántropo. Trasladado a Estados Unidos, se auto-invita a pasar una temporada con su hermana, Janet, su hijo de diez años Brett y Thor, un hermosísimo pastor alemán. Pronto, el perro percibe que el hombre al que adoraba ahora destila un aroma inquietante, y al poco constata que es una amenaza, cuando una noche lo descubre encadenado a un árbol del bosque convirtiéndose en lobo.

Director: Eric Red.
Reparto: Mariel Hemingway, Michael Paré, Mason Gamble, Ken Pogue, Hrothgar Mathews, Johanna Lebovitz, Gavin Buhr, Julia Montgomery Brown.

Luna Maldita es uno de esos films hechos de manera mínima pero que al verlos crecen de forma descomunal; de esta producción se encargó Eric Red, escritor y guionista responsable de Carretera al Infierno y el film de vampiros Los Viajeros de la Noche. En esta ocasión, era suya esta chiquitita pero aterradora historia de hombres lobo. En el reparto tenemos a Michael Paré (Calles de Fuego), Mariel Hemingway (hija del gran Ernest Hemingway a la que ya vimos en Manhattan y, uh, Superman IV) y Mason Gamble (Daniel el Travieso). Imposible olvidarnos de Thor, el perro que interactúa con los personajes a tal punto de comerse con patatas a Paré (que está muy bien, ojo), a Hemingway y a Mason Gamble.

Por su parte el guión es algo predecible, pero el clima de suspense que logra Eric Red convierte a Luna Maldita en una película interesantísima. Ayuda su ambientación tétrica, que transforma a los bosques donde se rodó en un personaje más. ¿Y el maquillaje? Crees que en la pantalla hay un hombre lobo de lo más aterrador como no se veía desde films como Un Hombre Lobo Americano en Londres y Aullidos. Una delicia.

En definitiva: Luna Maldita, película de serie B con actores conocidos, es un soberbio trabajo de Eric Red, quien después de un lamentable accidente (en el año 2000, atropelló y mató a dos personas e intentó suicidarse), se retiró del cine durante ocho años. Sin pena ni gloria pasaron sus dos últimos trabajos: Arrestro Domiciliario (2008) y la TV movie Night of the Wild (2015).

Luna Maldita es una muestra de su talento, un film simple, directo, potente y muy recomendable. ¡Ojalá algún día vuelva el Red de entonces!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.