En una estación experimental de la Antártida, un equipo de investigadores descubre a un ente extraño venido del espacio, que según todos los indicios ha permanecido enterrado en la nieve durante más de 100.000 años. Al descongelarse, experimenta una metamorfosis sorprendente…

Director: John Carpenter
Reparto: Kurt RussellWilford BrimleyKeith David, David ClennonRichad DysartDonald MoffatRichard Masur, T.K. Carter, Charles Hallahan, Peter MaloneyJoel PolisThomas G. Waites

Cualquiera medianamente interesado en el cine de terror conocerá (o al menos le sonará) el nombre de John Carpenter. Y creedme, no es por nada, pues este hombre es ya perro viejo en la industria y nos ha ofrecido algunas de las mejores y escalofriantes cintas de terror jamás creadas. La Cosa es una de ellas. Y quiero ser claro con vosotros, este análisis no es para deciros porque esta película es buena o mala, si no para contaros porque es mejor que la inmensa mayoría de cintas que se han hecho de su mismo género.

La Cosa es la primera entrega de lo que Carpenter llamaba su Trilogia del Apocalipsis: la siguen El Príncipe de las Tinieblas y En la Boca del Miedo. Esta en concreto es un remake de una película del 1951 con el mismo título dirigida por Howard Hawks, la cual era adorada por el propio Carpenter.

Para empezar me gustaría elogiar con todo mi ahinco a Rob Bottin por su maquillaje, el cual actualmente sigue dejándome sin aliento. Pero la cosa no se queda en un trabajo técnico bien hecho, Carpenter se toma muy enserio la «no forma» de la criatura, cada vez que el ser aparece lo hace deformando a algún animal o persona de tal manera que parece que lo hace pasar por un filtro de pesadillas. Esto ayuda enormemente a la sensación poderosa que nos trasmite la película: la indefensión. Lo terrorífico de esta cinta no es lo que te pueda hacer la criatura (que también) sino que podrías tenerla delante y no percatarte. La película no solo nos pone tensos porque el monstruo es terrible, si no que cada vez que la cámara pierde de vista a alguien ya empezamos a dudar de él. Gracias a este toque magistral, la cinta nos mantiene en tensión desde que el ser de muestra como tal. Si todo esto lo aderezas con la más que magnífica banda sonora compuesta no por el propio Carpenter (como es costumbre) sino por el maestro Ennio Morricone, lo que te queda es un resultado deliciosamente terrorífico, con un ritmo genial que se toma su tiempo para presentar la situación y después meternos en un in crescendo de tensión muy bien dirigido.

Pero tranquilos, que aquí no acaba todo, pues la película además esta fantásticamente bien contada. John Carpenter es uno de los mejores narradores de los últimos 30 años, pese a toda la gente que por alguna razón que no alcanzo a comprender se niegan a aceptarlo. Él entiende el funcionamiento del cine y no le cuesta dejar hablar a la cámara para que nosotros mismos apreciemos lo que nos dice el plano. No propone nada complejo, pero nos suelta de la mano para que lo veamos en vez de estar contándonoslo todo, aunque si que es cierto que aunque mantiene esto toda la película es al principio cuando lo usa con mayor sutileza.

A modo de conclusión: La Cosa es un film magníficamente bien ejecutado con una narrativa y atmósfera increíbles. Su banda sonora quita el hipo y ese sabor a Lovecraft acentuado le viene genial a la película. Una obra maestra.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.