Así pudo ser ‘Resident Evil’ de George A.Romero

El camino de ‘Resident Evil’ en el cine pudo haber sido muy diferente…

Corría el año 1997 cuando la todopoderosa Capcom fichó al maestro George A.Romero para rodar un spot exclusivo para Japón del videojuego Resident Evil 2. La participación del maestro en la franquicia venía ni que pintada, ya que la primera entrega nació influenciada mayormente por su trilogía zombie (La noche de los muertos vivientes, Zombie y El día de los muertos). Partiendo de un presupuesto de un millón de dólares, el spot de Resident Evil 2 (se montaron dos variantes) se rodó en Los Ángeles con Brad Renfro y Adrienne Frantz como protagonistas. https://www.youtube.com/watch?v=5vSlRrL689Y   Aquel mismo año, la productora Constantin Film compró los derechos de Resident Evil para empezar a trabajar en una adaptación cinematográfica.

El trato entre Capcom y Romero había sido tan bueno que el director fue contratado de nuevo para escribir el guión del film. En declaraciones a la prensa, Romero dijo: «Espero que sea oscura y terrorífica como el juego, con buenos zombies, buen maquillaje y buenos efectos». Junto a Alan B. McElroy (Halloween 4: El Regreso de Michael Myers, Spawn), escribió una primera versión que, aunque difería en algunos aspectos, era bastante fiel al universo creado por Shinji Mikami. La podéis leer aquí.

El Resident Evil de Romero, al igual que su homónimo, se ambientaba en una gran mansión (aquí Arkley en lugar de Spencer); tampoco faltaba ningún personaje del juego original: Chris Redfield, Jill ValentineBarry Burton, Rebecca Chambers, Albert Wesker… En mayor o menor medida, los cambios en esta adaptación recayeron en los protagonistas. Chris ya no era un agente de la organización S.TA.R.S., sino un ranchero medio indio que sale con Jill Valentine y cuyo hogar es atacado por perros zombie. Barry Burton pasaba a ser «un enorme hombre negro musculoso con el corazón de un osito de peluche» cuya amistad con Albert Wesker se remonta a la niñez. Por supuesto, no faltaban nuevas incorporaciones, más o menos esporádicas, entre las que destaca el personaje femenino que luego veríamos en Resident Evil 2, Ada Wong.

Adaptar Resident Evil no impidió a Romero jugar con el metalenguaje: en un momento del guión, el personaje de Forest Speyer compara el brote vírico con lo ocurrido en La noche de los muertos vivientes. Como era de esperar, no tardaron en llegar los rumores sobre el reparto: sonaron los nombres de Jason Patric, Samantha MathisBruce Campbell, James Woods, Bruce Willis o Dolph Lundgren, entre otros. Sin embargo, los problemas no tardaron en aparecer: según palabras de Romero«A Capcom le gustó el guión, pero el jefe de Constantin Film dijo: «Esto no es lo que queremos hacer». Ese tío jamás había jugado a un videojuego. Querían hacer una película de guerra». Unas declaraciones que chocan con las del productor de Capcom Yoshiki Okamoto en mayo de 1999, unos meses antes del lanzamiento de Resident Evil 3: Nemesis: «El guión de Romero no era bueno, no gustó, así que fue despedido».

En el año 2000, Romero (ocupado con la postproducción de su largometraje Bruiser) ya estaba oficialmente fuera del proyecto. Por lo visto, a nadie le interesaba un Resident Evil cinematográfico con la esencia zombie clásica que él ayudó a crear a finales de los 70. La empresa de Street Fighter decidió tirar adelante el proyecto bajo el sello de Columbia Tristar y con la dirección de Paul W.S. Anderson.

En el guión definitivo de la película estrenada en 2002 no quedó nada de la propuesta de Romero salvo un par de detalles: los rayos laser que descuartizan a sus víctimas y el tiroteo con los perros zombie. El resto es historia… Y Milla Jovovich dando saltitos.

No os perdáis a los chicos de Game Informer haciendo una lectura del guión de Romero, porque no tiene desperdicio:

https://www.youtube.com/watch?v=FPk2P4kQ_ac  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba