Para los que no conozcáis el film The Purge (La Noche de las Bestias en España), os pongo en situación. Año 2022. En una sociedad futurista y distópica, el régimen político de la Nueva Fundación de los Padres de América ha implantado una medida catártica ante la violencia campante y la saturación de las cárceles: la «Purga anual«. Durante una noche al año se puede cometer cualquier clase de crimen, incluso el asesinato, sin tener que responder ante la justicia.

La teoría del film (y sus secuelas) defiende que la catarsis que los ciudadanos experimentan en una sola noche comporta que durante el año sean unos seres completamente civilizados y sosegados. Dentro de la trama de la película se forman dos bandos; los que están a favor de la política de la Nueva Fundación y los que están en contra. El conflicto se traslada de forma explícita a una lucha de clases abierta. Los que tienen más recursos podrán encerrarse en sus casas y los que no tienen absolutamente nada sufren el odio y la rabia acumulada de los ciudadanos durante 364 días.

Fotograma de Están Vivos

 

La premisa de la película, pensada por James DeMonaco, es muy interesante, pero lo que más me ha atraído de la película es que lo que prevalece por encima de la trama, la sangre y el mismo conflicto: el subtexto y el posicionamiento del creador y del público frente a un tema en concreto. Parece absurdo que éste sea un punto a destacar pero actualmente el cine, de cualquier género, no acostumbra a construir las historias con un subtexto potente. Además por desgracia el género de terror y sus derivados (slasher, gore…) se llevan la peor parte convirtiéndose, la mayoría de las veces, en simples divertimentos rodeados de aura de fuegos artificiales. Normalmente no se da la importancia que se debe al subtexto, al mensaje de la película, pero por suerte siempre sale algún guionista apasionado de las historias que se entiende con un director que defiende el lenguaje cinematográfico.

Además de The Purge: La Noche de las Bestias y Anarchy: La Noche de las Bestias (la segunda entrega de la saga; la tercera, Election: La Noche de las Bestias, se estrenará muy pronto) podríamos citar otras películas que contienen un mensaje y una crítica contra un tema determinado como la fantástica Están Vivos de John Carpenter o la no tan brillante pero si interesante Eliminado de Levan Gabriadze.

Porque, en definitiva, si el cine de terror además de entretener da que que pensar, se agradece.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.