‘Halloween Returns’: un vistazo a la secuela perdida

En mayo de este mismo año se anunció que Halloween Returns, la «recalibración» de la franquicia protagonizada por Michael Myers, se cancelaba a favor de un reinicio producido por John Carpenter y Blumhouse (que dirigirá, posiblemente, Adam Wingard). Antes de perder los derechos, Dimension Films y Trancas International trabajaron duro con Marcus Dunstan y Patrick Melton para sacar adelante Returns y darle a los fans la película que se merecían.

Brad Miska de Bloody Disgusting ha podido leer la última versión de guión que existe y gracias a él podemos saber nuevos detalles de la secuela que jamás difrutaremos: al parecer, la «recalibración» prometida situaba a Returns en una línea temporal distinta (unida a la del Halloween original), continuando la historia allá donde lo dejó Carpenter en 1978 e ignorando ¡Sanguinario! Halloween 2. Y al parecer, conocemos el paradero de Michael durante los eventos de Halloween 3: El Día de la Bruja.

Malek Akkad Halloween

Halloween Returns arrancaba en Haddonfield la misma noche en la que Myers ataca a Laurie Strode, con el asesino de la máscara blanca acechando a una joven llamada Karen en el exterior de la casa de los Doyle. La novedad de esta entrega es que está contada desde el punto de vista del antagonista, siguiéndole en todos sus pasos. Con la ayuda del psiquiatra Paul Rogers, el sheriff Gary Hunt (interpretado por Hunter von Leer en ¡Sanguinario! Halloween 2) logra capturar al psicópata, quien no opone resistencia.

Diez años después. Conocemos a Sophia, la hija de Rogers, y a sus amigos (entre ellos Noah, hijo de una mujer que es asesinada en la escena inicial). Michael Myers -a quien jamás vemos el rostro- va a ser ejecutado y los jóvenes no quieren perdérselo: para eliminar sus demonios, Noah le pide a Sophia que le cuele; quiere ser testigo de la muerte del asesino de su madre.

Antes de morir vía inyección letal, Michael dirige su mirada hacia Sophia y consigue liberarse. El resultado es un baño de sangre que Miska describe como «salida de un Halloween de Rob Zombie«. La policía cree que el asesino murió en la explosión de la instalación, y Sophia, Noah y los demás adolescentes ya tienen en mente celebrar una fiesta (?).

Mientras tanto, Hunt y Rogers intentan encontrar a Michael

ROGERS
Bueno, todos estos años creímos estar vigilándole. Pero no. Era él el que estaba vigilándonos. Cada movimiento. Esperando pacientemente. Una noche pestañeamos y se fue a través de la ventana de mi oficina.

Rogers no desea la ejecución de Michael:

HUNT
¿Sabe la diferencia más clara entre usted y yo, doctor? Que usted necesita entender a esa gente, y yo no.

ROGERS
¿Disparar primero, pensar después? ¿Ése es su plan? Mire las noticias, Sheriff: eso ya no funciona. Sé perfectamente lo que ha perdido, y lo siento cada día, cada segundo. No hay ni un momento en el que sienta lo que ha pasado.

¿Y sabe qué? Volverá a ocurrir. En un lugar distinto. Con un psicópata distinto. Y seguirá ocurriendo hasta que alguien como yo pueda entender a la gente que hace esto. Hasta que alguien como yo pueda encontrarlos antes de que desaparezcan. 

Eso es lo que intento hacer. Y por esa razón me he pasado 16 horas cada día de los últimos diez años con ese monstruo en esa jaula.

Halloween

Finalmente, Rogers y Hunt salvan a Sophia. Michael escapa con una estrategia parecida a la de Halloween H20: hiere a Rogers, le coloca su máscara y casi consigue que la policía le acribille. Antes de desaparecer en la oscuridad, escribe un mensaje en sangre: «Este pueblo jamás volverá a ser seguro».

ROGERS
Él no quería matarnos a nosotros, Hunt… Quería matar a todo el mundo.

En el epílogo del film, una joyita para los fans acérrimos, la acción nos lleva a un hospital en el que Rogers está recuperándose. En ese momento, entra un personaje muy querido: el doctor Samuel Loomis.

ROGERS
Intenté entenderle… Quería ayudarle, pero cuando vi su interior, Dios lo sabe, intenté matarle. Intenté matarle, doctor Loomis. Lo intenté.

DR. LOOMIS
Habla de Michael Myers como si fuera un hombre. No es un hombre, doctor Rogers. Nunca lo fue. Es simple y llanamente… El mal.

Es una lástima que no veamos jamás lo que pudo haber dado de sí este Returns. Confiamos en que la próxima aventura de Michael Myers merezca la pena y pueda, al fin, volver a casa como es debido.

Volver arriba