Parece ser que definitivamente se han quedado sin ideas.

Studio 8, la compañía fundada por el ex-presidente de Warner Bros Jeff Robinov está trabajando en un remake del clásico de F.W. Murnau Nosferatu: el vampiro. El productor ejecutivo de films como Terminator: Salvation, Life Aquatic o la futura reimaginación de It, Jon Silk, tuvo la idea de resucitar esta adaptación no oficial del Dracula de Bram Stoker; estos últimos meses, la compañía ha luchado por adquirir los derechos. De la producción se encargan Lars Knudsen y Jay Van Hoy, de Parts and Labor.

La autoría correrá a cargo de Robert Eggers, que triunfó en el pasado Sundance con  The Witch, su debut en el largometraje. No será el único proyecto con Studio 8: para ellos escribirá y dirigirá una producción medieval titulada The Knight. Recordemos que la compañía de Robinov ha obtenido un billón de dólares para desarrollar seis largometrajes que serán distribuidos por Sony Pictures.

Lejos queda ya aquel primer remake estrenado en 1979 de la mano de Werner Herzog y con Klaus Kinski en el papel principal (el actor alemán repetiría unos años más tarde en Nosferatu, Príncipe de las Tinieblas). En 2000, La Sombra del Vampiro de E. Elias Merhige nos invitaba a una simpática recreación del rodaje del film original.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.