Especial: 10 copias míticas de la saga Terminator

De aquí unos días se estrena en España Terminator: Génesis, la quinta aportación a la franquicia creada en 1984 por James Cameron. Queremos aprovechar la ocasión para echar la vista atrás y recuperar las diez mejores copias -algunas descaradas, otras no tanto- que tuvo la cinta original, clásicos de videoclub que arrasaron en alquileres gracias a sus suculentos títulos. A lo largo del artículo veremos que con presupuesto cero podías montarte una historia de cyborgs asesinos a expensas del Volveré de Arnold Schwarzenneger y salir airoso del asunto. La duda que se nos plantea ahora es: ¿algunas de las siguientes películas serán mejores que Génesis?

DESTROYER: BRAZO DE ACERO (1986)

También conocida como Vendetta dal Futuro, Hands of Steel, Fists of Steel o Return of the Terminator. Dejémoslo en la peli en la que el Terminator se llama Paco. Sergio Martino, artífice de clásicos como Torso, Violencia Carnal o La Montaña del Dios Caníbal jugó con cyborgs en esta joya casposa  protagonizada por el entrañable John Saxon (Pesadilla en Elm Street). Al robot Paco (70% máquina, 30% humano, todo inexpresividad) le encarnaba Daniel Greene, que más tarde se convirtió en secundario fetiche de los hermanos Farrelly. Una cinta a recuperar.

ANNIHILATOR (1986)

Al tajo: una fuerza sobrenatural secuestra un avión y transforma a los viajeros en cyborgs asesinos (?). Nuestro protagonista, un periodista llamado Richard Armour, será el que tenga que lidiar con el problema (su novia está gravemente involucrada) mientras de fondo suena una versión del Ashes to Ashes de David Bowie (¿por qué? porque sí). Annihilator nació como un piloto para una serie de televisión producida por la NBC que no fue a más. Entre el reparto es curioso encontrar a Earl Boen, el repelente doctor Silberman de las tres primeras Terminator, y a Brion Jones, polifacético intérprete al que recordamos por su inolvidable Leon Kowalski de Blade Runner. Como curiosidad, añadir que el protagonista Mark Lindsay Chapman consiguió el papel como consolación de la NBC tras perder el rol de John Lennon en un biopic televisivo que se estaba preparando por aquel entonces; lo perdió debido a la similitud de su nombre artístico con el de Mark David Chapman, que como ya sabéis fue el hombre que mató al ex-Beatle. Para rizar el rizo, Mark acabó siendo Lennon en la película de 2007 Chapter 27 (El asesinato de John Lennon en España). Ya sabéis: «El futuro no está establecido. No hay destino. Solo existe el que nosotros hacemos».

R.O.T.O.R (1987)

En esta ocasión nos encontramos ante un cyborg mitad Terminator mitad Robocop que… Lleva bigote. Un ejecutivo malvado con ansias de llegar a la Casa Blanca pide la creación de un robot experimental que erradicará el crimen en las calles: R.O.T.O.R. (Oficial Robótico de la Unidad de Operaciones Tácticas). Como era de esperar, el aparato es activado por accidente e inicia una serie de asesinatos mientras persigue a la Sarah Connor de turno, una jovencita llamada Sonya. Un truño de proporciones épicas, ideal para disfrutar un sábado por la noche con amigos y pizza. Las risas están aseguradas.

RETALIATOR: PROGRAMADA PARA MATAR (1987)

Sandahl Bergman, ganadora del Globo de Oro en 1983 por Conan el Bárbaro, interpreta a una terrorista que es capturada por la CIA y convertida en una máquina de matar que ríete tú de la Terminatrix de Terminator 3. Su objetivo: acabar con el grupo criminal al que pertenecía. Sin ser una maravilla, Retaliator da lo que promete, resultando ser una grata sorpresa para los amantes del fantástico actioner de los 80; es sangrienta, exagerada y tonta. ¿Qué más se puede pedir a un producto de estas características? Un último apunte: el reparto cuenta con el tristemente desaparecido protagonista de la saga Fast and Furious, Paul Walker.

ALIEN TERMINATOR (1988)

Tras encargarse de Django 2: El Regreso de un Héroe en 1987, Nello Rossati recuperó al mítico Franco Nero y le metió en esta aventura hecha con cuatro duros que no solo le debe mucho a Terminator, sino también a Indiana Jones (de hecho, las similitudes entre el film que nos ocupa y el cuarto episodio dirigido por George Lucas dan mucho que pensar). Tenemos cyborgs, alienígenas, la CIA, la KGB y Colombia como escenario principal. El hallazgo de un cuchillo antiguo lleva a un escritor y a su pareja hacia una misteriosa cueva llena de misterios y… Pasan cosas chungas. Se da una vuelta por la cinta el mítico George Kennedy, que es de lo único rescatable de este bodriazo. Bueno, él y la secuencia en la que un toro acaba con un cyborg (!).

TERMINATOR II (1989)

Bruno Mattei, grande entre los grandes. El director que le daba a todo: zombies, robots, monstruos imposibles y desnudos explícitos. El Ed Wood de los ochenta, el italiano que te la pegaba gracias a títulos tan engañosos como Zombi 3, Tiburón 5 y esta Terminator II, que llegó antes que la secuela oficial a los videoclubs españoles. En realidad se trata de Shocking Dark, un plagio descaradísimo de Aliens: El Regreso que se sitúa en la Venecia del año 2020; los supervivientes de una nube tóxica deben enfrentarse, junto a la unidad táctica Fuerza MEGA, a los monstruos que habitan el subsuelo. Posiblemente la película más popular de la lista debido a su falso bautizo español (llegó a recibir el título de Alienators y Contaminator en otros países) que trajo a muchos de cabeza en su día.

LADY TERMINATOR (1989)

O Pembalasan ratu pantai selatan para los amigos. Un clásico de los videoclubs españoles traído directamente del mercado indonesio, una deliciosa locura sin mayores pretensiones que pasear por aquí y por allá la figura de la exhuberante Barbara Anne Constable (ojo, que también se encargó del maquillaje). Lady Terminator no tiene problemas en plagiar las secuencias clave de la cinta original de Cameron -en especial el tiroteo a la comisaría-, pero no solo eso: añade una subtrama de espíritus, posesiones y zombies hilarante a más no poder. Ver para creer. Sin embargo, el resultado final es interesante porque, entre los disparos, las tetas y la sangre que abundan en el metraje, los 82 minutos de duración se pasan volando.

ALIENATOR (1990)

El inagotable Fred Olen Ray quiso aportar su granito de arena a las explotations de Terminator con esta simpática historia sobre un criminal espacial, Kol, que escapa de su ejecución y termina en la Tierra. Lejos de estar a salvo en nuestro planeta, deberá vérselas con la Alienator, una máquina de sexo femenino que ha sido programada para matarle. Nos encontramos ante un título extremadamente barato (solo hay que ver el delirante look de la Terminatrix, propio de un villano de Masters del Universo), pero muy divertido pese a sus limitaciones. Psé.

TERMINATOR WOMAN (1991)

Lo creáis o no, éste es el título español de Eve of Destruction (de inglés a inglés y tiro porque me toca), una producción de principios de los 90 que fue un exitazo en los videoclubs españoles gracias al boom de Terminator 2. La actriz sueca Renée Soutendijk (musa de Paul Verhoeven en sus primeros trabajos) encarna tanto a la Terminatrix de turno como a su creadora, la doctora Eva Simmons; ambas comparten recuerdos y fantasías que llevan a la cyborg con capacidad nuclear a vengarse de los tipos que humillaron a Simmons en el pasado. Un título la mar de interesante, estupendo chute de adrenalina para aquellos que quieran pasarlo bien sin buscar más allá de lo que hay.

THE TERMINATORS (2009)

Y para finalizar el broche de oro por parte de The Asylum, la productora que plagia hasta el vídeo de tu comunión con presupuesto cero. Esta chorrada se adelantó un mes a la cuarta entrega oficial, Terminator: Salvation (si eso no es oportunismo, no sé qué lo será), pero la historia era prácticamente la misma: humanos contra máquinas, dándose de hostias y disparándose entre sí mientras la trama descarrila hacia el más absoluto de los sinsentidos. Poco más que decir de este desastre de serie Z que también coge algo -bastante- del Almas de Metal que dirigió Michael Crichton en los 70.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba