Entrevista: Iván Molina nos cuenta los secretos del corto ‘Familia’

El mundo del cortometraje siempre ha sido el caldo de cultivo perfecto para que nuevas voces destinadas a renovar el cine de género se hagan un hueco en la complicada industria cinematográfica. Desde España nos llega Familia, un brillante corto con un escueto reparto encabezado por Carla Córdoba Romero y Rafael Armada, que con muy pocos elementos logra crear la atmósfera necesaria para que los espectadores comencemos a esperar con ganas los próximos proyectos de sus creadores. Hemos tenido la oportunidad de hablar con Iván Molina Jiménez, quien nos ha detallado el proceso de creación de una de las pequeñas sorpresas que el terror patrio nos ha regalado este año.

En primer lugar, ¿cómo surge la idea que da comienzo a la historia de vuestro corto?

Surge de una noche de inspiración en la que el final me vino a la mente. Soy una persona de finales, siempre me gusta tener el final atado y partiendo de ahí generar el resto de la historia, buscando sobre todo intentar sorprender y hacer que el espectador pase un rato ameno viendo nuestro trabajo.

¿Creéis que en un género tan prolífico como el terror aún hay margen para explorar nuevos territorios?

Es complicado encontrar nuevas ideas, en el cine ya se ha visto casi de todo y en el terror aún más. Sin embargo, siempre quedarán cosas nuevas por descubrir, estamos seguros de ello. En el ámbito del terror psicológico se puede ahondar bastante, aunque conseguir crear miedo en un espectador en la sociedad de hoy es difícil por lo insensibilizados que estamos debido a las imágenes que se pueden ver a diario en cualquier cadena de televisión, y el recurrir al manido  jump scare es la salida fácil de hoy en día en las grandes producciones.

El giro de vuestra historia recuerda a Posesión Infernal, ¿es un guiño intencional?

Ya ha habido varias personas que me lo han comentado, y con sinceridad debo decir que vi hace muchos años Posesión Infernal, pero la original dirigida por Sam Raimi. La versión de Fede Álvarez no la había visto hasta que varias personas me comentaron algo similar a tu pregunta, y debo admitir que la premisa del prólogo de la nueva versión y nuestra historia pueden asemejarse, aunque creo que existen diferencias notables entre ellas. Por lo que mi respuesta debe ser que no era intencional.

¿Cómo definirías la situación de la industria del cortometraje en nuestro país? ¿Veis posible dar el salto al largo en un futuro?

La industria del cortometraje es complicada, sobre todo si hablamos de gente como nosotros que contamos con pocos medios y grabamos exclusivamente con lo que tenemos a mano. Lanzar un producto al circuito de festivales no resulta fácil ni barato, pero el buscar llamar la atención de alguien del mundillo es lo que hace que no dejemos de crear. No encantaría poder dar el salto al largometraje, de hecho uno de los componentes del equipo, Juan Antonio Chavero, acaba de finalizar su primer largometraje independiente titulado La Sombra, del cual estamos todos muy orgullosos y que actualmente se encuentra en fase de post-producción.

A pesar de las limitaciones de presupuesto con las que contáis la calidad audiovisual del corto es impresionante. ¿Podrías describir de forma breve como fue el proceso de rodaje?

Gracias por hablar de calidad, es lo que buscamos desde el principio. Un producto de calidad aún teniendo pocos medios. El rodaje se llevo a cabo en solo una jornada de aproximadamente 12 horas. Se grabó con dos Sony A7III y contamos con dos directores de fotografía (Rafael Armada y Martín Jemes) que consiguieron exprimir al máximo todo lo que teníamos a mano para darle ese aspecto tan maravilloso al corto. El equipo realizó un trabajo maravilloso y sin descanso para lograr rodar el cortometraje en solo una jornada ya que no disponíamos de más tiempo e íbamos totalmente a contrarreloj, no podría haberlo logrado sin todos ellos.

¿Cuáles son vuestros referentes cuando os ponéis detrás de la cámara?

Pues debo hablar de Shyamalan como uno de mis referentes, Nolan, Hitchcock, Kubrick. Creo que podría estar nombrando directores todo el día. De cada uno de ellos siempre se te queda algo, un plano, una idea, una forma de plasmar esa idea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba