En su 25 aniversario el FANT Bilbao ha tirado la casa por la ventana. Un despliegue de medios sin precedentes para hacer crecer aún más un festival que promete no tener límites. Pero antes de nada, vamos a ver todo lo que este Festival de Cine Fantástico de Bilbao (2-11 de mayo) nos ofrece este año:

  • 18 largometrajes competirán en la Sección Oficial del festival, con siete premieres estatales –uno se verá por primera vez en Europa y The Chain de David Martín Porras tendrá su premiere mundial en FANT–, además de títulos que han pasado por otros festivales con reconocimiento de público y crítica, como The Hole in the Ground, One Cut of the Dead o You Might Be the Killer .
  • FANT EN CORTO proyectará 20 trabajos, 10 de realizadoras y realizadores vascos, que optarán al premio del público al Mejor Cortometraje con una dotación de 3.000 euros. Asimismo, el jurado otorgará otros dos galardones más: Mejor Cortometraje y Mejor Cortometraje Vasco, dotados con 3.000 y 2.000 euros, respectivamente.
  • Dentro de la sección Maestros del FANT, el festival rendirá homenaje a tres directores de referencia recientemente fallecidos: Larry Cohen, Nicolas Roeg y Jordi Grau. Además, FANT al Rescate ofrecerá Muertos y enterrados (1981) de Gary Sherman, y la Proyección Especial incluirá dos títulos: In Fabric (2018) de Peter Strickland y Dragged Across Concrete (2018) de S. Craig Zahler.
  • FANT entregará dos galardones Estrella del FANTástico, al guionista y director estadounidense Fred Dekker (El terror llama a su puerta y Una pandilla alucinante) y al realizador barcelonés J. A. Bayona (El Orfanato y Lo imposible). Recibirán el homenaje del festival en la gala inaugural –Teatro Campos, 3 de mayo– y en la clausura de esta edición –Museo Guggenheim Bilbao, 10 mayo–, respectivamente.
  • La nueva sección para público familiar FANT Familian ofrecerá Dilili en París que tras pasar por el Zinemaldia y el Festival de Sitges, acaba de ser galardonada con el Premio César a la Mejor Película de Animación. La sala de acceso gratuito del festival ofrecerá títulos de producción reciente y los largometrajes a concurso dentro de la sección Panorama FANTástico, donde competirán entre otras, Lucero de Norberto Ramos o After the Lethargy de Marc Carreté.
  • El Festival de Cine Fantástico de Bilbao – FANT concederá el Premio FANTROBIA, que reconoce a una figura emergente dentro del género, al realizador y guionista gallego Guillermo de Oliveira, que con su opera prima, el documental Desenterrando Sad Hill (2018), logró el Premio a Mejor Película Noves Visions en el Festival de Sitges.

 

Una vez más, el Teatro Campos Elíseos fue el lugar elegido para dar la campanada de salida oficial del festival. Todo empezó momentos antes de las 20:00h con un photocall en las puertas del teatro donde los diversos artistas y personalidades pudieron posar. Sin lugar a dudas, el momento más esperado por muchas y muchos de los presentes era la llegada, de Fred Dekker. Más de uno se llevó todo el merchandising de casa para que el bueno de Dekker se lo firmara, cosa que hizo muy amablemente y con la mejor de las caras. Un grande.

Una vez aposentados en nuestras butacas, con el teatro lleno y un ambiente espectacular, empezó la gala de la mano de Lander Otaola. El actor vasco presentó la gala de una manera brillante, provocando momentos cómicos muy gratificantes. La performance elegida para llevar el hilo conductor de la gala fue mucho más arriesgada que en otras ediciones. Una apuesta que salió bien en todos los aspectos. El público, entregadisimo.  Las actuaciones del payaso y de Ylenia Blagietto, sublimes. 

Después del espectáculo inicial llegó el momento de ponerse un poco más serios. La gala dio paso a la entrega del Premio Estrella del FANT al ya mencionado Fred Dekker. Sin duda un personaje que ya nos tenía encandilados detrás de las cámaras pero que demostró también ser una estrella en el cuerpo a cuerpo. Su rueda de prensa de por la mañana fue maravillosa. Toda una cátedra de nostalgia. 

Y pasamos a la película que dio el pistoletazo de salida al festival.

 

ÁRTICO  (2018, Joe Penna)

Un hombre queda varado en pleno Ártico cuando su avión se estrella. En este desierto gélido y blanco, el hombre prefiere sobrevivir en el campamento que ha improvisado a aventurarse en busca de ayuda y, tal vez, morir en el intento.

Director: Joe Penna
Reparto: Mads Mikkelsen, Maria Thelma Smáradóttir

Empezaré el breve análisis de esta obra de arte diciendo que es muy probable que estemos ante la mejor interpretación de Mads Mikkelsen de toda su carrera. El danés demostró, de nuevo, que es uno de los mejores actores del panorama internacional y un intérprete de culto. Seguramente se le valorará más cuando ya no esté. Cosas del cine. 

Volviendo a la película, Ártico presenta un vuelta al subgénero survival. Algo muy meritorio dado el estado de capa caída que últimamente atravesaban los survival films. La cinta deja al espectador mucha libertad a la hora de interpretar los continuos e interesantes giros de guión que nos regala Penna y su co-guionista Ryan Morrison. A lo largo de su primer largometraje, Joe Penna consigue que nos metamos en el papel de Mikkelsen y sintamos su agonía y sufrimiento. Y que se nos congelen los pies al verle sobrevivir en ese helado e inhóspito paraje que demuestra que el infierno no siempre está bañado en llamas. 

Según van pasando los minutos, nos damos cuenta que la película no solo va de supervivencia. Sino de la bondad que se le presupone al ser humano y que tan poco se deja ver hoy en día. Una solidaridad que hace a un hombre jugarse la vida por una mujer malherida de la que apenas sabe nada y que, para muchos, hubiera supuesto un verdadero lastre para la supervivencia.  Aún se me ponen los pelos de punta con la interpretación dramática de los dos protagonistas, que no necesitan de diálogo alguno para hacernos llegar sus sentimientos.  También me gustaría destacar la fotografía de la película. Unos planos fijos que nos sumergen, sobre todo en los primeros veinte minutos, en una ambientación de documental casi al más puro estilo de National Geographic.  

Así pues, se trata de una película muy recomendable que estoy seguro que no defraudará a los amantes del survival. Mi puntuación: 4,5 sobre 5. 

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.