Zombie Camp (Scouts Guide To The Zombie Apocalypse) está protagonizada por Ben, Carter y Augie, tres jóvenes scouts cuyo último año de campamentos se ve interrumpido por un apocalipsis zombie. Cuando la ciudad queda arrasada, deberán unir fuerzas con una camarera llamada Denise para formar un equipo capaz de erradicar la plaga de no muertos.

Director: Christoper Landon.
Reparto: Tye Sheridan, Logan Miller, Joey Morgan, Sarah Dumont, David Koechner, Halston Sage, Cloris Leachman, Patrick Schwarzenegger, Blake Anderson, Niki Koss, Elle Evans.

Cuando te dispones a hacer una comedia con zombies, más te vale tener algo que aportar. En 1972, la película de Bob Clark Children Shouldn’t Play with Dead Things se atrevió, un par de años después del estreno de La noche de los muertos vivientes, a situar a los seres de ultratumba en una atmósfera distendida, lejos del horror que proponía George A. Romero. Fue Dan O’Bannon el que propuso un enfoque similar en los ochenta, algo más punk, en la mítica El regreso de los muertos vivientes (a la que le siguió una poco afortunada secuela titulada La divertida noche de los zombis). Y si miramos no muy atrás en el tiempo nos acordamos de joyas como Braindead (Tu madre se ha comido a mi perro), Shaun of the Dead o la más reciente Bienvenidos a Zombie Land.

Como veis, Christopher Landon (guionista de las tres primeras secuelas de Paranormal Activity y director de su spin-off Los señalados) no lo tenía nada fácil cuando decidió ponerse manos a la obra con Zombie Camp (Scouts Guide To The Zombie Apocalypse). Es difícil encontrar en la película de Landon algo que no chirríe.

La trama es ortopédica, y cuando no está volcada en preparar el siguiente gag (que, por cierto, son MUY previsibles) nos presenta a unos personajes cuyos intérpretes se esfuerzan –bastante- por sacar adelante, más en la línea de Supersalidos que de las películas anteriormente mencionadas; lástima que el guión no nos invite a preocuparnos por ellos debido a su nulo desarrollo. Sí, los más jovencitos conectarán con el humor chabacano, pero dudo mucho que arranque carcajadas entre un público mayor.

La violencia y el gore, eso sí, son otra cosa. En este aspecto, Zombie Camp (Scouts Guide To The Zombie Apocalypse) contentará a aquellos que han venido a ver lo que han venido a ver. Hay todo tipo de efectismos que alegrarán la vista a los aficionados del género. De todas formas, es lo mínimo que se le pide a una producción como ésta; al fin y al cabo es lo que hemos venido a ver.

Pasan muchas cosas en Zombie Camp (Scouts Guide To The Zombie Apocalypse), pero una vez acabado el visionado, la sensación de vacío e indiferencia es brutal. Otra vez será, Landon. Quién sabe si a la próxima…