Crítica: ‘The Abandoned’ / ‘The Confines’ (2015, Eytan Rockaway)

The Abandoned nos presenta a una joven llamada Streak que, tras superar varios problemas de salud mental, deberá hacer frente a sus miedos aceptando un trabajo como guardia nocturna en un lujoso edificio abandonado que se encuentra completamente vacío. Con la única compañía de su esquivo compañero de trabajo,  deberá hacer frente al oscuro secreto que oculta el edificio mientras lucha contra su propia mente.

Director: Eytan Rockaway.
Reparto:
Jason Patric, Louisa Krause, Mark Margolis, Ezra Knight.

The Abandoned (también conocida como The Confines) parte de una premisa poco original dentro del género, que ha sido utilizada decenas de veces en los últimos años. Sin embargo, de manera sorprendente, la cinta consigue aprovechar su ambientación (maravillosa) tejiendo una historia interesante que mantiene el tipo hasta que llega a su desastroso tramo final. En el último acto, la cinta tira por la borda todo lo logrado hasta ese momento, regalándonos uno de los giros finales más absurdos y peor ejecutados que recuerdo.

El debut en la dirección de Eytan Rockaway comienza de forma convincente, profundizando en la historia de los personajes pero sin perder de vista algunos golpes de efecto que, aunque típicos, logran sobresaltarnos en un par de ocasiones. Pero a medida que avanza el metraje, el guión (obra del propio Rockaway junto al también debutante Ido Fluk) decide buscar una nueva dimensión metafórica a la trama, tirando por tierra toda la tensión conseguida hasta ese momento. La historia comienza a volverse absurda debido al abusivo uso de las elipsis temporales, las cuales se resuelven con un fallido giro final que no encaja con el tono de la cinta.

Al frente del reparto se encuentra a una maravillosa Louisa Krause (Martha Marcy May Marlene), quien carga sobre sus hombros con todo el peso de la trama. Acompañándola está un Jason Patric (Speed 2) venido a menos, quien entre la desgana y lo correcto, firma un trabajo decente que no le devolverá a su efímero estrellato.

Como se suele decir, las comparaciones son odiosas, pero en este caso es inevitable comparar The Abandoned con la reciente Last Shift; y es que a pesar del similar planteamiento de ambos proyectos, la película de Anthony DiBlasi dibuja una propuesta notablemenete mejor resuelta. The Abandoned cuenta una gran puesta en escena durante gran parte de su metraje, pero su fallido final no es más que una colección de tópicos inconexos que espantará a los más habituales del género.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba